El valor de las pequeñas cosas

Patrocinado por

PARÉNTESIS

Si algo le da esencia a un barrio, además de sus vecinos, son sus establecimientos y tiendas. Que se rompa la puerta de un armario y tener un carpintero próximo o que necesites unas medias para ir a trabajar y que frente a la carpintería encuentres la droguería donde comprarlas. La frutería donde el frutero no solo sabe tu nombre sino también que producto estás buscando, el pan caliente de la panadería de toda la vida, la tienda de “Todo A 100” que te sacaba de un apuro o el kiosco en el que desde tu infancia te compraste chucherías o cromos, incluso el mismo bar donde simplemente al pasar por la puerta ya equivale saludar a algún vecino.

“La frutería donde el frutero no solo sabe tu nombre sino también que producto estás buscando”

Todo eso reúne la esencia de un barrio, esencia que poco a poco se ha ido perdiendo. Hace apenas quince años eso era algo habitual, pero ahora en algunos de sus lugares podemos encontrar bazares orientales o locales cerrados. Llegándose a perder algo que muy difícilmente conseguirá una gran superficie, como es la personalización que uno tiene cuando va a comprar a un pequeño comercio desde la cercanía.

Cristina Alcázar en un puesto de frutas. Fotografía Eric Guardiola

Con motivo de fomentar al pequeño comercio, la Asociación de Comerciantes de la zona Universidad de Elche celebró el pasado 27 de mayo un Mercadillo de Primavera en Plaza Castilla, donde  su finalidad era sacar, mediante carpas, a los comercios a pie  de la calle e impulsar de nuevo ese pequeño comercio.

Cristina Alcázar quien empatizó mucho con la causa y regresó a Elche por este motivo

La embajadora del evento fue la conocida actriz ilicitana Cristina Alcázar quien empatizó mucho con la causa y regresó a Elche por este motivo. La actriz comentó que: “A causa de los grandes almacenes y grandes superficies se está perdiendo el pequeño comercio, cómo hija de panadero que soy, esta crisis donde más se nota es en el producto básico como puede ser el pan. La gente quiere el pan caliente que dure todo el día, si este lo compras en una gran superficie al día siguiente no te lo puedes comer”.

Cristina Alcazar conversando con unas niñas. Fotografía de Eric Guardiola

El mal momento económico por el que pasa el país, unido a la competencia de precios de las grandes superficies frente a los pequeños establecimientos, y la facilidad de encontrar un paquete de medias y tras de sí una lata de atún en un mismo establecimiento, ha sido el detonante de la desaparición del pequeño comercio. “Estamos en una época de conflicto y de cambio”, destacó la actriz.

Sin miedo al cambio

Durante el evento Cristina se hizo fotos en cada una de las carpas de los establecimientos que quisieron formar parte  del evento, se mostró muy cercana y concienciada con la causa. Y es que, al igual que el pequeño negocio, ella como actriz también ha tenido que luchar para salir hacia delante.

Tras realizar sus estudios en Murcia y Barcelona decidió dar el paso a Madrid. “Mis primeros días en Madrid fueron una locura, en seguida nos quedamos sin dinero y tuvimos que pedir a un amigo que nos dejara quedarnos en su casa, de hecho mi primer trabajo fue en una tienda de ropa. Los primeros meses fueron duros.”, explica la ilicitana.

Una persona cuando quiere abrir un establecimiento debe renunciar a una serie de cosas, el tiempo con la familia, comenzar perdiendo dinero, etc. Con el objetivo de ser actriz, Cristina también tuvo que hacerlo. “Renuncié a estar cerca de mi familia, ir a comer a casa de mi madre, cuando estaba en Murcia no era tan consciente de la distancia, sin embargo cuando estuve en Madrid, sí. Cuanto más lejos te vas, mas sientes la necesidad de estar con tu familia.”

El miedo a abrir un pequeño comercio o a alejarse de la familia por conseguir un objetivo en la vida es semejante, para ello y como consejo a todos aquellos emprendedores con dudas, la actriz declaró, “Si uno tiene muy claro en esta vida lo que quiere, tiene que luchar por ello. Vencer al miedo, hay gente que le vienen las cosas de cara y otros que tienen que lucharlas.”

Se pueden encontrar similitudes del pequeño comercio con el de una joven que quiere conseguir su sueño, la lucha por salir adelante y poder vivir es la misma, en las dos se debe ser perseverante y no tener miedo al fracaso, si no luchas no ganas. Igual que las grandes superficies han apartado a los pequeños comercios y la competencia es más difícil, en el mundo del espectáculo, cada día es más frecuente el intrusismo laboral, Cristina afirma, “Hay que vencer al miedo, lo normal es vivir con miedo todo el rato, pero si no luchas, ¿Qué vas a hacer?, perderás.”

Por eso el comercio se ha echado a la calle y ha querido enseñar a sus vecinos que pese a la época del monopolio en la que vivimos, ellos todavía siguen ahí, mostrando lo que son y cómo saben hacerlo, al igual que lo hace una actriz a punto de entrar en acción.

Logo

¿Te ha gustado este reportaje? Que lo compartas con tus amigos es nuestra mayor recompensa
5
More from Eric Guardiola

Rompiendo barreras

[imagebox maintitle="Patrocinado por" subtitle="Nottingham coffee & music" image="http://tuescaparate.es/wp-content/uploads/2016/05/music-278795_960_720.jpg" color="white" space="60" link="https://www.facebook.com/nottinghamcoffee/?fref=ts"] Que...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *