Larga vida al teatro, amateur o profesional

Photo by Felix Mooneeram

Opinión

Hoy he decidido comenzar a hacer vida sana. Me he calzado unas zapatillas que tenía, leggins, una camiseta de propaganda y me he bajado a la ladera del río a correr. Me he sorprendido de toda la gente que sale a hacer la misma actividad por esa zona. Mi descubrimiento se enlaza con el titular en prensa con el que he desayunado: “El exceso de grupos amateurs es el problema del teatro en Elche”.

¿Quizás también hay demasiados corredores amateurs en Elche?; ¿quizás deberíamos poner cuotas de paso para que la gente corra por la ladera del río?; ¿quizás, y solo quizás, el problema de Elche no es el exceso de compañías amateurs sino la ínfima calidad de los que van de profesionales? Y digo “de los que van” no como licencia poética, sino como una sentencia en firme.

Hay profesionales en las artes escénicas que se la juegan cada día en un montaje

Afortunadamente sí que existen en la ciudad compañías profesionales en las artes escénicas que se la juegan cada día en un montaje, hipotecando su vida, su familia, su tiempo, su salud mental… por sacar un proyecto digno y de calidad que pueda competir en los circuitos nacionales. Qué facturan con CIF, no de asociación, de empresa, que dan de alta a sus actores y actrices, pagan sus impuestos correspondientes y dedican sus energías, no a criticar sino a crear, que aunque ambas empiecen por “C” generan resultados distintos.

Pero claro, esa vida solo pertenece a unos valientes. A aquellos y aquellas que fueron en busca de sus sueños y decidieron trabajar en lo que les hacía feliz, como dice el refrán “con todas las de la ley”; que cogieron sus maletas y se dedicaron, primero a estudiar y formarse, y luego a luchar y competir en este mundo. Muchos de ellos comenzaron en ese “exceso de teatro amateur” de Elche, porque señoras y señores, el teatro amateur es la cuna de muchas de estas personas, le pese a quien le pese.

El teatro amateur, no puede ser cuna para la economía sumergida

No se equivoquen, no todos los amateurs quieren ser profesionales. Para muchos de ellos, el teatro es una vía de escape, una actividad de ocio para salir de las rutinarias vidas en las que a veces nos encontramos inmersos, una forma de dar rienda suelta a todo nuestro potencial creativo. Hay actores y actrices amateurs como hay “runners”, pero no he oído a nadie nunca quejarse por eso.

El teatro es una vía de escape para salir de las rutinarias vida. Una forma de dar rienda suelta a nuestro potencial creativo

Muchos de ellos y ellas, solo quieren estrenar una obra y eligen no competir en los centenares de certámenes amateurs que existen en España. Personalmente, esa opción me parece tan válida como la otra. El teatro amateur cumple una función social y educativa, pero no puede ser cuna para la economía sumergida, ni paraban en el pago de impuestos.

La vida es una toma de decisiones. Decidamos que queremos ser. O están en un lado o en el otro, pero no se pude jugar en las reglas de lo que luego se critica. Sean valientes.

Y termino como empiezo… Larga vida al teatro, amateur o profesional.

More from Consuelo Pérez

De Lorca a Shakespeare, Elche sube el telón

La Mostra Dama d´Elx acogerá trece propuestas del teatro amateur ilicitano Este...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *