Lis Gaibar, miradas de periodista

Patrocinado por

Floristería Crisálida

Si todos los ojos viesen aquello que el mundo no quiere mirar quizás muchos problemas se solucionarían de repente. Si decidir “ser una profesión”, como ser periodista, tuviese recompensas tan bonitas como esas de mostrar al mundo esa zona de sombraje, donde el sol no llega, donde la claridad de la luz permite la vida. Si saber captar historias nos ayuda a mostrar esas vidas diferentes, humildes y de transcurso lento que hace pasar los días con un engranaje diferente al resto del primer mundo.

Ese ser periodista hizo que a Lis Gaibar la cautivara la vida de Mariano Perez, responsable del programa Rwanda. El relato de esas personas que no se sabe ni por qué deciden hacer grande la palabra cooperación. Supo conectar con ellas, encerrarse en las experiencias y el deseo de cambio. Y rebelarse contra la comodidad de quienes una venda en los ojos le impide ver que eso que es tan fácil aquí, es para otros la supervivencia humana de quienes, por capricho del destino, nacieron en esos lugares perdidos.

La periodista, admirada de la labor del departamento de cooperación al desarrollo y voluntariado de la UMH, se dejó llevar por esas imágenes contradictorias que nos ofrecen dos mundos paralelos y totalmente diferentes. Supo hacer relucir aquello que realmente importa de la vida y que queda escondido tras los titulares de la actualidad inmediata. Lis quiso contarlo al mundo, quiso escribir sobre aquello que hace que haya personas que ayudan al desarrollo de las comunidades más desfavorecidas. Y esa osadía, esa rebelión periodística de hacer visible lo imposible ha sido lo que la ha hecho ganadora de la  VIII edición del Concurso de Reportaje Periodístico ‘Ricardo Ortega’.

“El médico del pueblo” es un título, es un premio pero también es darle protagonismo a un problema, es generar opinión, es mover conciencias, es buscar soluciones como hace Mariano Perez en aquel rincón de la tierra. Es poner frente a los ojos de muchos una necesidad y la posibilidad de cambiar el mundo, aunque sea un milímetro de su trayecto.

More from Inma Lara

La Glorieta de Elche

La plaza de la Glorieta de Elche, un lugar emblemático situado en...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *