Vida

La vida pasa casi como un susurro. Y esta foto de Mónica y su madre con treinta y siete años de diferencia nos hace sentir pequeños frente a ese instrumento que pasa los minutos sin descansar un solo momento. Hoy, no solo os dejamos una instantánea de madre e hija con unos años de diferencia, en el mismo lugar. Sino que os mostramos además la trayectoria de Mónica Usero, una fotógrafa con una pasión innata frente a la fotografía y un don especial para rescatar la esencia de la mujer en todas sus etapas vitales.

La que hoy os presentamos con la imagen del antes y el después es su proyecto “Mamíferas”, un gran reportaje sobre la lactancia matera.

More from Inma Lara

Compartiendo generaciones

Hoy nuestros héroes locales son un padre y un hijo. Ambos trabajadores...
Read More

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *